Nos urge la paz, nos urge que se sienten a dialogar

Dialogo

RECHAZAMOS EL ANUNCIO DE PARO ARMADO POR PARTE DEL ELN. HACEMOS UN LLAMADO A QUE CONTINÚE EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN


Medellín, 9 de febrero de 2018


Señores:
Juan Manuel Santos
Presidente de la República de Colombia
Nicolás Rodríguez Bautista
Comandante del Ejército de Liberación Nacional


Las organizaciones suscritas a continuación, hacemos un llamado a continuar con la mesa de diálogo y negociación entre el Gobierno Nacional y el ELN, como paso fundamental para terminar el conflicto armado colombiano, en la búsqueda de la paz y la reconciliación del país. Por tal motivo, exponemos los siguientes planteamientos dada la suspensión de los diálogos de Quito y la orden de paro armado emitido por la Dirección Nacional y el Comando Central del Ejército de Liberación Nacional:

  1. Rechazamos la orden de paro armado nacional emitida por el ELN. Este acto, en lugar de promover un clima de confianza y diálogo para retomar las negociaciones de Quito, deteriora la confianza requerida para avanzar en el reinicio de las negociaciones, y genera mayor vulnerabilidad para la población, debido a las posibles confrontaciones armadas que puedan tener lugar, impacta la vida cotidiana, las actividades productivas, las posibilidades de libre circulación por el territorio, entre otros. Con base en lo anterior, “la continuidad del terrorismo de Estado y el incremento de la persecución a los líderes populares”, que señala el grupo insurgente, son razones improcedentes para justificar el paro armado, pues en lugar de proteger la vida de la población, la pone en un riesgo inminente.
  2. Rechazamos el atentado que tuvo lugar el sábado 27 de enero en la estación de Policía en Barranquilla, provocando la muerte de cinco policías y 41 personas heridas. Tales actos de violencia, no solo son repudiables, por la pérdida y vulneración de vidas humanas, sino que, agudizan la desconfianza y escepticismo en un proceso que se desarrolla en medio de un clima político y social de alta polarización. Por lo anterior, queremos dejar clara la exigencia al ELN para que replantee su postura de pretender presionar apelando al uso de la violencia. Y también creemos que le convendría mucho al proceso, investigar seriamente las denuncias sobre presuntas violaciones al cese al fuego por parte de las Fuerzas Armadas contra integrantes del ELN; sería una señal de responsabilidad y compromiso con el proceso, necesaria para recuperar la confianza perdida.
  3. Los continuos asesinatos de líderes sociales y excombatientes de las FARC exponen claramente el contexto de vulneración en el que viven muchas de nuestras comunidades campesinas, enfrentadas a la desprotección e ineficacia de las instituciones del Estado, y sometidas a las imposiciones y amenazas de grupos armados ilegales, como el Clan del Golfo y algunas estructuras del ELN. La toma de medidas oportunas y eficaces para solucionar dichas problemáticas evitará la muerte de más colombianos y generará un ambiente de confianza en el proceso de paz, con la esperanza de lograr una paz completa.
  4. Urge la continuidad de la mesa: amplios sectores de la sociedad civil colombiana, así como entidades internacionales hacen un llamado a levantar la suspensión de los diálogos. La mesa debe iniciar el V ciclo de conversaciones y analizar con urgencia un acuerdo de cese el fuego bilateral indefinido que le permita negociar sin confrontación armada. Además, se deben revisar las debilidades del mecanismo de verificación del Cese al Fuego, para hacer los ajustes pertinentes que garanticen una ágil y oportuna labor de acompañamiento al proceso. El cese al fuego es una condición imprescindible para la consolidación de las negociaciones.
  5. El proceso de paz con el ELN significa un gran avance en la reconstrucción de nuestro tejido social y la búsqueda de la paz. Las víctimas, que son el corazón de los acuerdos, merecen que las partes de la Mesa hagan todo el esfuerzo para garantizar, a través de acciones concretas, como la protección física de las comunidades y el cese de hostilidades, su voluntad de avanzar decididamente con las negociaciones.

Seguiremos apostándole a un país en paz. Vuelvan a la mesa. ¡Nos urge la Paz!

  • Asociación de Desplazados y de Mujeres de Antioquia ADMA MUJER
  • Asociación de víctimas constructoras de Paz ASOVICTPAZ
  • Asociación de víctimas del Magdalena medio ASOVICMAG
  • Asociación Gente Emprendedora GEMPREN
  • Centro de Fe y Culturas
  • Corporación Conciudadanía
  • Cooperativa de mujeres víctimas de Támesis
  • Corporación Con-Vivamos
  • Corporación cultural Nuestra Gente
  • Corporación Región
  • Corporación subregional de víctimas del occidente antioqueño COSVIOCANT
  • Corporación Viva la ciudadanía
  • Escuela Nacional Sindical
  • Federación Antioqueña de ONG
  • Fundación Confiar
  • Fundación Trash Art
  • Iniciativa de Mujeres por la Paz -IMP- Antioquia
  • Instituto Popular de Capacitación IPC
  • Madres por la Vida Norte de Antioquia
  • Maestría en Educación y Derechos Humanos UNAULA
  • Mesa de Derechos Humanos Comuna 5
  • Mesa de trabajo por la Vida de Medellín
  • Organización Indígena de Antioquia OIA
  • Paz a la calle Antioquia
  • Proyecto Des
  • Redepaz Antioquia
  • Revista Generación paz
  • Vamos mujer

Comunicado para descargar.

Fundación Bien Humano
Carrera 49 N.º 50-30, edificio Lucrecio Vélez.
Oficina 701.
Medellín, Colombia.
Tel: (57) (4) 5128797 – (57) (4) 5128798
E-mail: fundacion@bienhumano.org
www.bienhumano.org

Fundación Bien Humano - Todos los derechos reservados © 2013 - Diseño y programación Interservicios s.a.s


Política de uso de datos personales

 

Ir a webmail