Oír a las empleadas domésticas

Humanotas-96-emailing

Eran las 9:30 am. en el Salón Boyacá del Congreso de la República, y allá estaban, quizás por primera vez en la historia de Colombia, 36 empleadas y exempleadas domésticas, para defender los derechos laborales de cerca de un millón de colegas, y específicamente para defender su derecho a la prima de servicios.

Habían salido en bus la noche anterior, de Medellín, y en sus caras sólo se veía la alegría de quien alcanza la meta. (Fotos de viaje a la Audiencia Pública de prima).

Con el ingreso de estas 36 representantes del sindicato de trabajadoras domésticas UTRASD, y del Viceministro de Trabajo, Luis Ernesto Gómez, se inició la Audiencia Pública: Prima para las Empleadas del Servicio Doméstico.

En los puestos directivos del Salón esperaban cuatro personas: María Roa y Flora Inés Perea, Presidenta y Vicepresidenta de UTRASD, y  Ángela María Robledo y Angélica Lozano, Representantes a la Cámara, quienes el día anterior habían radicado el proyecto de ley 199 de 2015 que haría extensivo este beneficio salarial a esta población. Entre el público se encontraban representantes de la Escuela Nacional Sindical – ENS y de la Fundación Bien Humano, entidades que han apoyado la causa de la formalización del trabajo doméstico en Colombia y parte del equipo organizador de esta Audiencia.

Todo transcurrió este 22 de julio, escogido por ser el Día Internacional del Trabajo Doméstico, según la OIT, organización que en el 2011, promulgó el Convenio 189, para protocolizar en el mundo la campaña por los derechos laborales y humanos de las trabajadoras y trabajadores domésticos, y que por parte de Colombia tuvo el apoyo definitivo de las centrales obreras.

Cuatro años antes, la ENS y Bien Humano, venían materializando, desde Medellín, los objetivos del Convenio de la OIT: la ENS realizó con la Corporacion Carabantú la investigación Barriendo la Invisibilidad de las Empleadas Afrocolombianas del Trabajo Doméstico en Medellín, acompañaron la creación del sindicato UTRASD – Unión de trabajadoras afro del servicio doméstico, abrieron cuentas en redes sociales: @Empleadas_hogar en Twitter, /TrabajadorasDomesticas en Facebook y sitio web www.trabajadorasdomesticas.org, organizaban seminarios y sus líderes participaban en congresos (min. 57.50) para visibilizar y denunciar los atropellos humanos y laborales de esta población. En síntesis, estaban situando en la esfera pública nacional a las empleadas domésticas como una problemática de derechos, de desarrollo y de equidad de género.

En este camino llegaron hace casi un año donde las Representantes Robledo y Lozano para proponerles liderar la ley que la Corte Constitucional había exhortado a expedir en la sentencia C-871 de 2014, tarea que asumieron desde entonces y que coincide con sus decididas agendas de equidad de género.

Cumpliendo con la esencia de una audiencia, de oír a distintos sectores, las Representantes a la Cámara explicaron la deuda histórica que tiene la sociedad con las trabajadoras domésticas, las empleadas de Utrasd dieron testimonio de los abusos que se cometen en su contra (Video: Medellín Trabajo Doméstico UTRASD), pero también propusieron alternativas para avanzar (Fotos de última reunión preparatoria de la Audiencia Pública de prima), la representante de la ENS explicó técnicamente el sector, un representante de los empleadores recordó la complejidad de la tramitología colombiana y la forma como las TIC pueden ser una alternativa.

Y mientras entraban y salían periodistas, ante el país a través del Canal del Congreso, el Viceministro Gómez se comprometía a apoyar la ley de prima, penúltimo eslabón legislativo para que estas trabajadoras tengan los mismos derechos del resto de trabajadores colombianos, y a continuar con la formalización del oficio del servicio doméstico, para que no se repitan casos como el de Trinidad Cortés Antonio.

A las 12:30 el numeral #DerechoaPrima era una tendencia en Medellín. Con la ponencia de los CAL (Centros de Atención Laboral) sobre las múltiples denuncias de incumplimientos de ley a las empleadas domésticas, y la manifestación del apoyo de las centrales sindicales CUT, CTC y CGT, culminó un evento que puede significar un antes y un después de los derechos laborales de las empleadas domésticas en Colombia.

Todo depende ahora de la voluntad política del gobierno, la ética de los empleadores para cumplir la ley, el empoderamiento de las empleadas domésticas, y la capacidad de las OSC para acompañar un proceso que implica un cambio de creencia frente a la mujer y al cuidado de la vida.

La casa debe ser el primer territorio de una democracia en el que se cumpla la ley y se cultive la ética ciudadana.

Agosto de 2015.

Descargar el Boletín Humanotas 96, agosto de 2015.

Fundación Bien Humano
Cra. 49 N°. 50-30, edificio Lucrecio Vélez, of. 701.
Medellín, Colombia.
Tel: (57) (4) 512 87 97 – (57) (4) 512 87 98
E-mail: fundacion@bienhumano.org
www.bienhumano.org

Fundación Bien Humano - Todos los derechos reservados © 2013 - Diseño y programación Interservicios s.a.s


Política de uso de datos personales

 

Ir a webmail